dijous, 30 de desembre de 2021

Amarás a tu prójimo como a ti mismo

 


Macerado en alcohol barato y eras de soledad,

lentamente, te corrompes,

sin darte cuenta que el hedor te ofende.

Callejeas noches de esquinas intransigentes,

reivindicando silencios entre hostiles algarabías.

 

Le amaste tanto…

 

Acosas aquellos días que derrochaste

en un instante marchito, ebrio de delirios.

La añoranza del tacto de su mano

te abraza al insomnio, que te ahoga

esas lunas que mueren en nuevas…

Y te atragantas en las tinieblas que se avecinan.

 

Le amaste tanto…

 

La adorabas convencido del sentido de sentir,

era casto el aliento de los suspiros que emanabais,

veraces las horas

que agonizaban con vosotros

y reales los sueños que acariciabais…

Pero el todo pereció sin exequias.

 

Le amaste tanto,

que acabaste por perderte el respeto.


                               Àngel Martí

                    


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Comentaris